Skip to main content
Decoración

Consigue un aire renovado gracias a la decoración de paredes

By 19 de febrero de 2016No Comments

 

13-1

 

 

 

Conseguir un ambiente cálido y acogedor es el objetivo que muchas personas se proponen cuando quieren redecorar sus casas.

Hacer reformas, cambiar el mobiliario y la decoración son los principales planes que pasan por nuestra cabeza cuando se quiere dar un nuevo estilo a la casa, pero lo que en muchas veces no se cae es en decorar directamente las paredes de las habitaciones.

 

 

La decoración de paredes es una de las técnicas decorativas más válidas y fáciles de implementar que existen. Consiste en dotar de personalidad propia a las paredes y hacer que éstas transmitan la armonía y los valores que se quieren transmitir a nivel general y conseguir así un soplo de aire fresco para tu casa.

 

La decoración de paredes con vinilo

 

Una de las opciones más clásicas a la hora de decorar las paredes es optar por la pintura. La pintura, si bien es cierto que es una técnica muy extendida, queda más limitada y, a la larga, requiere de una mayor mantenimiento y un mayor inversión inicial debido a sus costes de instalación. Una buena alternativa a ella es la colocación de vinilos.

 

La decoración con vinilos cada vez está ganando más adeptos, y motivos para ello no le faltan. Su colocación rápida y la gran variedad de motivos, escenas y colores hacen de los vinilos un fantástico objeto de decoración que se puede adaptar a cualquier tipo de pared y de tamaño.

¿Por qué decantarse por la decoración de paredes?

Es normal que te preguntes por qué deberías decantarte por la decoración de paredes y no, por ejemplo, por cambiar todo el mobiliario; y la respuesta a esta pregunta es muy sencilla.

 

La primera razón es por su sencillez, tanto de instalación como de mantenimiento. Instalar el vinilo es muy rápido y no requiere prácticamente tiempo de secado. Además, su mantenimiento es prácticamente inexistente llegando a estar muchos años intacto y manteniendo las cualidades igual que desde el primer día.

 

Por otra parte, es relativamente barato en comparación con realizar el cambio de mobiliario o de elementos decorativos propios del mobiliario. Tan sólo tendrás que invertir en crear el diseño que te gustaría plasmar en tus paredes. Para ello, puedes crear uno desde cero o dejarte asesorar por profesionales y que ellos transmitan todo lo que te gustaría comunicar.

 

Si seguimos con las razones de por qué decantarse por la decoración de paredes, éstas ayudan a crear ambientes totalmente únicos y personalizados. Además, puede servir muy bien para diferenciar habitaciones, por ejemplo las zonas infantiles, el despacho o la zona de estar, haciendo que cada estancia sea irrepetible.

 

Por último escoger una decoración de paredes en sintonía con la habitación puede ayudar a potenciar el significado de ésta. Por ejemplo, una decoración de paredes en tonos claros y motivos relajantes en la habitación puede ayudarte a mejorar el descanso, o una decoración llena de creatividades ingeniosas pueden ayudar a mejorar la concentración y el dinamismo en una sala de estudios o de trabajo.

 

Y es que para gustos, colores y diseños. Y tú, ¿con qué tipo de decoración de paredes te quedas?